UGT denuncia la situación de las plantillas de catering tras el cierre, por el temporal FILOMENA, de los centros escolares en Madrid

Como ya conocéis,  durante la borrasca FILOMENA la Comunidad de Madrid decidió mantener cerrados los centros educativos de la región de Madrid. Por ende, las empresas de catering no prestaron su servicio en los comedores de estos centros educativos.

Desde UGT solicitamos información de esta situación a las empresas prestatarias de los servicios de catering y a la Comunidad de Madrid. En primer lugar, la Comunidad de Madrid, nos informo que no tenia intención de abonar los servicios no prestados a las empresas. Esta información fue ratificada por la totalidad de empresas que prestan el servicio de catering. Y aquí es donde comienza el problema, ya que las empresas tampoco quieren abonar a las plantillas estos salarios.

Desde UGT lo tenemos claro, las empresas prestatarias de los servicios deben reclamar a la Comunidad de Madrid el abono total del contrato, ya que al tratarse de una decisión unilateral (el cierre de los centros) de la Comunidad de Madrid, esta debe afrontar el pago de posibles indemnizaciones por los perjuicios sufridos por la decisión tomada.

De ninguna manera deben ser los trabajadores y trabajadoras de las plantillas afectadas los que deban asumir, con reducción de salarios, las repercusiones de la toma de decisiones en las que ellos y ellas no tiene ninguna responsabilidad, ni han participado de ellas.

Igualmente hemos hecho llegar a las empresas nuestro descontento ante la actitud pasiva que han adoptado, ya que, una vez conocida la decisión de la Comunidad de Madrid, estas deberían haber adoptado cualquiera de las formulas legales que el estado y la norma ponen a disposición de estas para que los salarios de las plantillas no se vieran afectados.